El origen accidental de las bolsitas de té

Como casi todo, el invento de las bolsitas de té surgió de manera accidental. A principios del siglo XX, Thomas Sullivan, un afamado tratante estadounidense de té, buscaba la manera de enviar muestras de sus productos a clientes, y se le ocurrió  ponerlas en pequeñas bolsitas de muselina de seda, que se asemejaban a saquitos pequeños. Su intención no era en absoluto que sus clientes las pusieran directamente en el agua caliente, pero algunos de ellos lo probaron y empezaron a lloverle los pedidos. Siguiendo la demanda, Sullivan empezó no solo a vender té, sino que también a embolsarlo.

De modo paralelo, unos años antes, Roberta C. Lawson y Mary Molaren, también estadounidenses, solicitaron una patente para una “bolsita para hojas té” de algodón cosidas a mano, detallando en su solicitud que el objeto de bolsita era mantener juntas las hojas de té para que no flotaran en la taza y pudieran llegar a la boca del bebedor. Pero la bolsita, debía permitir que las hojas té estuvieran lo suficientemente sueltas como para permitir que el agua pudiera circular a través de ellas.

Aún así, a Sullivan se le atribuye la popularización de las bolsitas de té. Y debido a la forma accidental en que se adoptó su variante, se presume que sus bolsas evolucionaron de manera independiente, desarrollando la idea y cambiando la seda por la gasa después de ver que el tejido de seda era demasiado fino para una infusión óptima.

Las bolsitas de té continuaron evolucionando a lo largo del siglo XX, y muchos productores de té experimentaron con diferentes materiales, hasta llegar a las populares bolsitas de fibra de papel selladas con calor, a las que luego se les agregaron una pequeña cuerda y una etiqueta para facilitar su retiro e identificar la variedad.

Bolsas de té en forma de pirámide

El desarrollo más significativo se produjo con la aparición de las bolsas de té en forma de pirámide, que dejan que el té tenga más espacio para desplegarse liberando todas sus bondades naturales. Este formato, también permite que se puedan mezclar diferentes ingredientes como flores o frutas o diferentes tipos de té

Pero la idea básica, la que nació hace más de un siglo, sigue siendo la misma: contenedores sencillos y monodosis que facilitan la vida a los consumidores. Una apuesta segura a la hora de tomarse una buena taza de té … agua hirviendo y 5 minutos de infusión.

En Semper Tea te ofrecemos ambas opciones, la bolsita clásica de fibra de papel o la más vanguardista, para los más puristas, la bolsita piramidal. Ambas colecciones están elaboradas con tés ecológicos de calidad superior, cuidadosamente seleccionados en diferentes plantaciones alrededor del mundo. Productos únicos que convierten la hora del té en una auténtica experiencia para los sentidos.

¿Y tu?, ¿con cuál te quedas?

Nuestras colecciones

Contacta con nosotros

Empresa o Particular

Semper Company Tea & More, S.L.
P. I. Alcalá X, Calle 4 N 6.
41500 Alcalá de Guadaíra.
Seville – Spain
T: +34 954 307 936
info@semper-tea.com

Contacta con nosotros

Empresa o Particular

Semper Company Tea & More, S.L.
P. I. Alcalá X, Calle 4 N 6.
41500 Alcalá de Guadaíra.
Seville – Spain
T: +34 954 307 936
info@semper-tea.com

Pin It on Pinterest

Share This